A Coruña, una ciudad ancestral.

Al pensar en La Coruña (en gallego y oficialmente: A Coruña) como destino turístico probablemente lo primero en lo que se piensa. Sin embargo esta ciudad ofrece a quien quiera conocerla muchos otros sabores, ambientes, y lugares para descubrir.

La Coruña

Al llegar a La Coruña lo primero que se recomienda visitar es la Ciudad Vieja. En ella, y como su propio nombre indica, se encuentran las calles más antiguas y con más historia que datan de la época medieval y barroca donde se asienta la ciudad de A Coruña o Brigantium, como la llamaban los romanos.

Es en este barrio donde se puede entrar a conocer la Iglesia de Santiago y su claustro, donde antiguamente se celebraban las reuniones del Concejo de la Ciudad.

Iglesia de Santiago

Esta parte de la ciudad conserva también algunas residencias y casas aristocráticas como el Palacio de los Marqueses de San Martín de Hombreiro, casa natal de la escritora Emilia Pardo Bazán. y donde se ubica actualmente la Real Academia Gallega.

También está el Palacio Cornide donde vivió Rosalía de Castro, célebre poetisa gallega.

Palacio Cornide

Recorrer La Coruña y sus alrededores no supone ningún problema para quienes desean hacer turismo por la ciudad, ya que dispone de muy buen servicio de autobuses urbanos y trenes. No obstante, el aeropuerto de A Coruña, también llamado el Alvedro, no dispone de estación de tren. Se accede a la ciudad mediante los autobuses que unen la terminal con la ciudad cada media hora, con un trayecto de 25 minutos, aunque es recomendable consultar los horarios de la compañía que presta el servicio.

Plaza Azcarraga

Desde la Edad Media Galicia, en especial Santiago de Compostela, se vio fuertemente influenciada por El Camino de Santiago que marcó su historia y su patrimonio histórico artístico, no obstante, dentro de sus 37 Kilómetros esta ciudad tiene mucho que ofrecer.

La Torre de Hercules

El monumento más famoso de La Coruña de visita obligada es La Torre de Hércules, que es el símbolo de la ciudad y está está situada en una colina, dominando la ciudad. La particularidad de este faro es que es el único faro romano y el más antiguo en funcionamiento del mundo. El turista puede realizar una visita guiada a este famoso monumento para disfrutar de sus 68 metros de altura declarados Patrimonio de la Humanidad en 2009 por la UNESCO.

Imágenes: Alessio Damato, Gbansjk, Jose Luis Cernadas Iglesias, FirkinCat

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *