Cracovia, una ciudad de cine.

Cracovia es la tercera ciudad con más habitantes de Polonia y, en estos tiempos, el destino preferido de muchos turistas.

Es una ciudad antigua con una arquitectura medieval y renacentista considerada Patrimonio de la Humanidad, demás de ser considerada el corazón del país.

Quienes visitan Cracovia muestran su interés por antiguo distrito judío de Kazimierz, que en su día fue una ciudad independiente. En él se pueden ver sinagogas, museos e iglesias y se vivieron momentos trágicos durante la Segunda Guerra Mundial. Hechos que quedaron impresos en las fachadas de sus casas y en sus calles. En este barrio se rodó la famosa película “La Lista de Schindler”, lugar donde acontecieron realmente los hechos.

Ayuntamiento Kazimierz Cracovia

Debido a su situación geográfica Cracovia ha sido objetivo de muchos imperios. La ciudad tuvo su edad de oro en el siglo XV y también periodos de decadencia tras su implicación en cada una de las dos guerras mundiales.

Hay lugares donde los turistas no deben perderse si viajan a Cracovia como, por ejemplo, las minas de sal de Wieliczka, situadas a 10 kilómetros de la ciudad considerada una verdadera maravilla subterránea, o el Santuario de la Virgen de Jasna Göra, en Czestochowa. A los más intrépidos les gustará hacer un descenso en barcas de madera por el río Dujanec.

minas de sal Wieliczka

Otro lugar de obligada visita es el campo de concentración de Auschwitz, del que es conveniente reservar con antelación, debido a la gran cantidad de visitantes que recibe diariamente. Si se desea rememorar los hechos del holocausto, además de visitar el campo de concentración, los turistas pueden encontrar todo tipo de detalles paseando por Cracovia y su gueto donde se puede ver un monumento formado por una fila de sillas en conmemoración de la matanza de 1943.

Entrada a Auschwitz

La Cracovia de hoy mira al futuro, y es una de las nueve capitales culturales de Europa, donde se concentran la cuarta parte de los museos de Polonia y un campus universitario de 120.000 estudiantes.

Santuario de la Virgen de Jasna Göra

Cracovia, los orígenes del Papa Juan Pablo II.

No se puede negar que el hecho de que Cracovia fuera el lugar donde más tiempo vivió el Papa Juan Pablo II, ha supuesto que esta ciudad se convierta en un lugar de peregrinación para muchos turistas.

Cracovia recibe alrededor de unos siete millones de visitantes a lo largo del año. A su aeropuerto, que precisamente cambió el nombre deCracovia-Belice por el de Cracovia-Juan Pablo II, llegan turistas de toda Europa.

Lugares como el Palacio de los Obispos, o la Basílica Catedral de San Estanislao (también llamado Catedral de Wawel), así como la casa en la calle Tyniecka, donde vivió el Juan Pablo II con su padre, e incluso las tumbas de los padres de Juan Pablo II en el Cementerio Rakowicki junto con la famosa cantera en Zakrzówek donde trabajaba, son de obligada visita para los que siguen las huellas de este Papa.

Catedral Wawel

En Cracovia hay verdaderas maravillas en cualquiera de sus iglesias y basílicas ya que es una ciudad de profundas raíces religiosas. En sus calles se levantan iglesias románicas, góticas y barrocas como la de Santa Ana, pero también muchos otros lugares de interés como el Collegium Maius, un edificio universitario conocido por ser el centro donde estudió Copérnico.

Colegium Maius

 

Aeropuerto de Cracovia.

Su aeropuerto es el segundo en importancia de Polonia después del de Varsovia. Se trata de un aeropuerto de 1ª categoría y cuenta con tres terminales para pasajeros, una para vuelos domésticos y dos para vuelos internacionales, lo que nos da una idea del volumen de tráfico que mueve y que en este caso supera los tres millones de pasajeros.

Aeropuerto de Cracovia Juan Pablo II

Es turista español puede llegar a Cracovia en vuelo directo desde Madrid, Alicante, Málaga, y Reus habitualmente con la compañía Ryanair, pudiéndose encontrar pasajes muy económicos.

Desde Barcelona existen vuelos directos operados por las compañías Czech Airlines, Wizz Air y Air Berlín.

Al llegar al aeropuerto de Cracovia, situado a 11 Kilómetros de la ciudad, y frente a ambos edificios de las terminales, se encuentra la parada de autobuses urbanos que llegan a la ciudad en unos 25 minutos. Hay varias líneas y una de ellas hace el trayecto a la estación de tren Cracovia.

También se puede utilizar el servicio de taxis y el “Balice Ekspres”, un tren que realiza el trayecto entre la Cracovia Glówny y el aeropuerto. Además Cracovia posee una magnífica red de ferrocarriles y transportes que permiten viajar recorriendo los alrededores de Cracovia y volver a pernoctar en el hotel.

Créditos Imágenes:  RaNo, Jakub Halun, Mathiasrex Maciej Szczepanczyk, Altoshipper, Wikipedia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *