Gran Canaria, un continente en miniatura.

Gran Canaria es una isla situada en el archipiélago de las Canarias y posee una increíble variedad de paisajes naturales. Se encuentra ubica en un entorno cuidado por el que ha merecido ser nombrada Reserva Mundial de la Biosfera.

Panorama de Las Palmas

Con un patrimonio natural de enorme valor, su variedad de ecosistemas y el fabuloso clima que se disfruta todo el año, Gran Canaria permite cambiar en poco tiempo del baño en el mar a la escalada de montaña, o disfrutar del turismo de Gran Descanso en sus centros de spa para aquellos que necesitan recuperar fuerzas.

Playa de Ingles – Gran Canaria

Los turistas llegan a Gran Canaria con hambre de sol y un clima cálido muy agradable. Ellos buscan relajarse en sus casi 60 kilómetros de playas de arena fina, como la Playa de Maspalomas, una de las más famosas de la isla, que parte de la Playa del Inglés y llega hasta el gran faro de Maspalomas bordeando un desierto de dunas que baña esta costa sur de la isla.

Dunas de Maspalomas – Gran Canaria

También en esta zona sur de la isla se encuentra un gran centro turístico, el de Puerto Rico, en el que se disfruta del mejor clima de todo el país y donde se pueden practicar deportes de vela, canoa y paracaidismo en el incomparable marco que ofrece su playa. Sus hoteles y apartamentos dispuestos a primera línea de playa o, en los acantilados que la rodean, permiten disfrutar de unas vistas sublimes y, con un poco de suerte, se puede llegar a ver jugar a los delfines.

Aunque también se puede disfrutar del norte de la isla, donde se encuentra el pequeño refugio marinero de Agaeta. Un lugar donde poder tomar el sol en la pequeña playa del puerto y, a la vez disfrutar de los platos típicos de sus tabernas.

Catedral de Las Palmas de Gran Canaria

Un plan familiar de vacaciones con niños no supone ningún problema si el destino elegido es Gran Canaria. Ellos disfrutarán de las templazas aguas del Océano Atlántico más que los padres, y podrán practicar el windsurf, o montar en bicicleta por el Parque Natural de Tamada. En cuanto a uno de los platos típicos canario, es el de los Palmitos.

Un jardín botánico y el parque zoológico que se encuentran en el entorno natural de el Barranco de los Palmitos ofrecen una gran variedad de aves, reptiles, mariposas y peces tropicales que permiten disfrutar de un día en familia inolvidable, y eso sin contar con el Delfinario, donde los más pequeños disfrutarán de la actuación de estos mamíferos, cuyos juegos y saltos les dejarán con la boca abierta.

Vista del centro de la Isla

Para los que busquen también la diversión durante el día y la fiesta por la noche, Gran Canaria tiene una extensa oferta ya que, desde la primavera, es difícil encontrar un municipio que no celebre alguna festividad y están deseosos de compartirlas con el turista que así lo desee. Verbenas, bailes y celebraciones populares, con trajes típicos, juegos en las playas, torneos deportivos, conciertos de música tradicional… en fin, una serie de actividades que tienen su punto fuerte en septiembre, con la celebración del la festividad de la Virgen del Pino, en la localidad de Teror. Cualquier momento es bueno para volar a Gran Canarias.

 

Imágenes: Marco Verch, commons.wikimedia, Matti Mattila, Malpei, MJJR

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *