Hurghada, el balcón del Mar Rojo

Hurghada es una ciudad egipcia situada en la costa del Mar Rojo, de reciente fundación ya que cuenta con tan sólo unos 100 años de historia. En los años 80 el gobierno egipcio decidió invertir en este lugar para convertirlo en un destino turístico de primer orden.

En general la ciudad es tranquila, aunque a ella acuden miles de turistas, estos suelen repartirse durante todo el año, con lo que no es un sitio masificado, excelente para una estancia tranquila al lado del mar.

Los principales atractivos de este lugar son sus playas, donde se encuentran más de 100 hoteles de todas las categorías. En este paraje se puede practicar submarinismo y disfrutar de multitud de arrecifes y de una sensacional vida marina. Muy cerca están las islas Giftun, donde la espectacularidad de sus corales bien merecen sumergirse en ellos.

Un buena velada en Hurghada puede consistir en visitar el colorido y bullicioso mercado-bazar de Ed-Dahar, y por otro lado, descubrir lo interesantes museos y galerías de arte de la ciudad, como el museo de Biología Marina o el Museo Nacional, donde exhibe tesoros encontrados en el desierto oriental de Egipto.

Tras una jornada de compras y cultura, quienes deseen alejarse un poco más del centro, pueden pararse a apreciar la arquitectura de los monasterios de San Antonio y San Pablo, y las ruinas del yacimiento romano de Mons Claudiano, que son particularmente extraordinarias. Si todavía se tienen fuerzas y apetece ver la mejor vista del Mar Rojo y de la ciudad, es imprescindible subir a la montaña Anfish Hurghada.

Para llegar a Hurghada se debe aterrizar en su aeropuerto internacional, situado a 8 km del centro urbano. Es uno de los más importantes de Egipto, ya que sirve a un punto turístico de nivel internacional y ofrece vuelos a varias ciudades de Europa, como Berlín, Frankfurt, París, Amsterdam, Viena o Londres, entre muchas otras. Minibuses y taxis comunican la terminal con la ciudad en unos 20 minutos. Los minibuses no parten hasta que no se encuentran llenos, por lo que no suele haber un horario definido.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *