Visitar a Viena.

Viena es la capital de Austria y es un destino turístico muy importante, ya que ofrece a sus visitantes todos los elementos necesarios para hacer que su estancia sea inolvidable.

Es una ciudad antigua y moderna al mismo tiempo, es música, es cultura, es arte, es naturaleza, gastronomía y una de las mejores ciudad del mundo para vivir.

Al llegar a Viena, lo primero que llama la atención es la calle Ringstrasse, de 5,2 kms de longitud y repleta de edificios y monumentos, siendo considerados los más importantes de Viena. En esta calle, mandada construir por el emperador Francisco José, está llena de palacios construidos por los aristócratas y miembros de la clase alta, situados en el Grand Boulevard, donde también se encuentran el edificio de la Ópera Nacional, el Parlamento o el Museo de Historia del Arte.

Ópera Estatal de Viena

Pero sin duda, es el Palacio de Schönbrunn el lugar más visitado por el turista. Lugar de residencia de verano de la familia imperial, este palacio es una impresionante obra barroca, con interiores de estilo rococó que llaman la atención por su suntosidad contrarias a la sencillez de las habitaciones de Francisco José y la emperatriz Isabel.

Palacio de Schönbrunn

La visita no acaba aquí, ya que en el exterior se encuentra el Museo de Carruajes Imperiales además del Tiergarten, que es el zoo más antiguo del mundo. Merece la pena recorrer sus infinitos jardines y llegar hasta la glorieta, situada en una colina, desde la que observan preciosas vistas del palacio.

Viena,también ofrece espacios verdes. Unos 280 parques imperiales y jardines embellecen la ciudad y en primavera supone una auténtica explosión de colores, por lo que la Primavera es una de las estaciones recomendadas para visitar Viena. Parques como el Volksgarten, con 400 tipos de rosas, el Belbedere, el Bosque de Viena o el Lobau invitan a pasear, a ir de excursión, a montar en bicicleta, a ir de pic-nic e incluso, a disfrutar de la música a la sombra de un frondoso árbol.

Parque_Volksgarten_Viena

Y a la hora de divertirse, Viena ofrece al turista el parque Prater, donde se encuentra la Noria Gigante que es uno de los emblemas de la ciudad. Antiguas atracciones llenas de encanto que hacen retroceder en el tiempo a quien las contempla, dado que este parque es el más antiguo del mundo, y se puede ncluso cenar a la luz de las velas en una de las cabinas de la noria.

parque Prater

Viena está muy bien comunicada. Trenes, minibuses, limusinas, autobuses y taxis comunican el aeropuerto con el área urbana. El City Airport Train lo hace en 16 minutos sin escalas e incluso, hay autobuses que se desplazan hasta Bratislava, Praga o Budapest.

Otra forma de desplazarse por Viena, aparte de los servicios urbanos es utilizar los carruajes vieneses tirados por caballos. Es la forma más cómoda de recorrer sus calles sintiéndose parte de su majestuosidad. Un recorrido romántico para los que quieren disfrutar en pareja de la ciudad de Viena.

Parlamento_Vienna

Aunque si lo prefiere también se puede hacer un recorrido en barco por el Danubio, el famoso río que cruza Viena y que fue capaz de inspirar el Vals de Strauss.

Los turistas pueden disfrutar tanto de excursiones diurnas visitando sus playas fluviales, como impresionar a su pareja alquilando un barco de remos o eléctrico, para navegar a la luz de la luna. Además de realizar un crucero típico por el Danubio, navegando un día entero por las ciudades de Melk, Dürnstein y por supuesto por Viena, una de las ciudades más hermosas de toda Europa. Viena es un punto fundamental en itinerarios por el Danubio, por lo que se le dedica una visita completa que lleva un día entero para no perder detalle.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *