Zaragoza, una gran ciudad en el Valle del Ebro.

En España hay un conjunto de ciudades que resultan claves para conocer la historia de la península Ibérica. Una de ellas es Zaragoza, capital de la comunidad autónoma de Aragón.

Esta ciudad se encuentra rodeada de murallas, templos y palacios que reflejan todos los acontecimientos, ocupaciones y batallas ocurridos a lo largo de la historia de este país.

Zaragoza es la quinta ciudad más poblada de España y su situación geográfica es inmejorable, ya que se encuentra a mitad de camino entre Madrid, Barcelona, Bilbao, Valencia y Toulouse, todas distantes en torno a unos 300 kilómetros.

En Zaragoza hay mucho que visitar y muchas actividades de las que disfrutar, tanto de día como de noche. Su abundante oferta abarca desde una gran variedad de museos, iglesias, barrios y arquitectura de cuatro estilos diferentes, a grandes centros comerciales, hoteles, restaurantes y lugares lúdicos que satisfacen todos los gustos.

Plaza de las catedrales con la Lonja a la izquierda y La Seo al fondo.

Al llegar al aeropuerto de Zaragoza, en la puerta de la terminal, el servicio de autobuses urbanos o el de taxis llevará a sus pasajeros al centro mismo de la ciudad, ya que este aeropuerto se encuentra solo a 10 kilómetros y está muy bien comunicado por carretera.

Museo_Foro_Caesaragusta

Recorrer Zaragoza de día es un placer para sus turistas. Si se elige la ruta de Caesaraugusta se puede visitar el Museo del Foro, el Museo del Puerto Fluvial y el Museo de las Termas Públicas, sin olvidar el Teatro de Caesaraugusta, que data de la época de Tiberio y terminado por Claudio, con un aforo de 6000 espectadores. Una joya de la cultura de Roma en la antigüedad.

Museo_del_Teatro_Romano_de_Zaragoza

Otros puntos infaltables que el turista puede ver son: restos de una muralla romana que muestran lo impresionante que tuvo que ser en su día, elementos de la época musulmana como la Aljafería, numerosos edificios medievales incluida su Lonja, el arte más puro del renacimiento, como el Palacio de los Condes de Morat y obras del más puro estilo barroco y del neoclásico forman parte todas ellas de una ciudad marcada por la historia.

Palacio de la Aljafería

Por otra parte, y para los amantes del ocio, Zaragoza apuesta en los meses de septiembre y octubre, por una gran variedad de conciertos y actuaciones de música. Pop-rock, electrónica, de autor o clásica, todas tienen su sitio en Zaragoza.

Un punto y aparte merecen también sus cafeterías, cervecerías, discotecas, salas de fiestas y bares de tapas que ocupan calles, plazas y barrios, y que permiten disfrutar de la noche saboreando tapas populares, platos típicos o alternar en los lugares de ambiente que incluyen actuaciones en directo. Todo un abanico de posiblidades para disfrutar de una ciudad que no se reserva nada para sí misma.

Zaragoza y su tradición religiosa

Es innegable que Zaragoza es uno de los destinos en los que los viajeros deciden pensar al llegar el mes de octubre, que es cuando se celebra la festividad de la Virgen del Pilar. Es entonces cuando llegan a esta ciudad visitantes de todas partes de España y también de Europa, ya que desde Bolonia, Bruselas, Bucarest, Cluj-Napoca en Rumanía, Londres, Milán, París o Roma, operan diferentes compañías con vuelos directos a Zaragoza.

Virgen de Pilar – Ofrenda_de_flores

Sus turistas llegan atraídos por descubrir cultos y tradiciones diferentes, así como para disfrutar de la acogida de una ciudad de puertas abiertas, alegre y campechana que muestra con orgullo las huellas de sus pasado.

Zaragoza es un importante centro religioso. Dice la tradición que la Virgen viajó a Zaragoza, el 2 de enero del año 40, para ayudar en la predicación al apóstol Santiago y que fue Ella quién trajo una columna, en definitiva, un pilar para construir sobre él el primer templo mariano de la cristiandad. Es por ello que en la plaza donde se sitúa la Catedral, hay siempre un cúmulo de paseantes que muestran su devoción mariana. Se ve a todo tipo de gente visitando a la Virgen del Pilar, curiosos y religiosos nacionales e internacionales visitan este templo mitad barroco, miad bizantino, rodeado de palomas.

 

Imágenes: Pedro J Pacheco, Turol Jones, FRANCIS RAHER, Ecelan, Dorieo, kampy

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *